reformas baratas

Aprovecha el tiempo de confinamiento y pon tu casa a punto con nuestras ideas

Si algo nos ha quedado claro tras casi dos meses de confinamiento debido a la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 es que hemos tenido tiempo de hacer todo aquello que antes no podíamos.

Si hablamos de reformas baratas no hay ninguna más barata que la que podamos hacer nosotros. Si ya te has cansado de las clases online, de hacer ejercicio de de redescubrir la cocina te proponemos que pruebes  a reformar partes de tu casa.

Y es que, cuando llevábamos una vida normal  siempre  encontrábamos alguna  excusa para no pintar esa pared, no arreglar el grifo del baño o no cambiar las cortinas. Entre el trabajo, las compras, los compromisos y descansar no había hueco, pues bien, ahora lo tenemos.

Por ello hemos decidido darte un par de ideas, sencillas, fáciles y sobre todo  entretenidas con las que podrás matar las horas de la  cuarentena y encima mejorarás el aspecto de tu casa. ¿Preparado?

Redecora cambiando el color de las paredes

Una de las reformas más efectivas para cambiar la apariencia de tu casa es cambiar todas las paredes o unas pocas de color. Los tonos neutros se llevan mucho o apuesta por un blanco impoluto combinado con muebles de madera.

Si quieres darle más profundidad a una habitación simplemente pinta la pared del fondo de un color más oscuro, ya verás cómo parece mucho más profunda.

¿Nuestro consejo? Si vas a pintar más de una habitación hazlo por partes, ten en cuenta que no vas a poder salir de casa mientras pintas. Por lo tanto decide una habitación, mueve los muebles o tápalos y pintala.

Una vez que pueda volver todo a su sitio y la pintura esté seca puedes proseguir con otra. Y por los materiales no te preocupes, páginas como Amazon siguen abiertas y encontrarás de todo.

Redecora con telas

Seguramente tengas alguna tela  o  sábana que no uses, puedes usarlas para cubrir las sillas del salón con ellas o con el restante de la tela de las cortinas hacer fundas para los cojines del salón.

Se trata de una de las manualidades más sencillas  de hacer incluso a mano, y además como son tendencia los productos manuales cuando podamos recibir visitas seguro que te preguntan dónde los has comprado.

Reutiliza muebles viejos

Seguramente  tengas la lijadora muerta del aburrimiento en el trastero, si  tienes terraza o patio  puedes usar tu imaginación y crear tus propios muebles.

Desde mesillas de noche que podemos lijar, pintar  y convertir en un cajón para las herramientas del huerto cómo estanterías que podemos desmontar creando nuevas composiciones.

Y si tienes una escalera de madera antigua que no usas desde que pintaste la casa, si la desmontas dejando solamente un lado, la lijas y pintas puede ser una preciosa estantería de libros o soporte para plantas.

¿Nuestro consejo? Se lleva todo lo vintage, un truco para conseguir ese efecto es comprar pintura “tiza”, pintar nuestro mueble y raspar por  dónde queremos que asome la pintura antigua.

Eso sí, tanto si vas a lijar como si vas a pintar asegúrate de tapar todo bien antes, ya que el polvo de madera nos invadirá toda la casa si no lo hacemos.

Cocina nueva con vinilos

Nunca pensaste  que podrías tener una cocina nueva por tan poco  dinero, hay vinilos que podremos encontrar en Internet que se adhieren a todas las superficies y que son resistentes al calor y a la humedad.

Estos se compran por metros y tendremos que ser nosotros los que los cortemos a medida, gracias a la gran variedad de diseños que encontraremos podemos redecorar las puertas  de los muebles del color que queramos e incluso hacer composiciones.

¿Nuestro consejo? Compra además un tinte  de juntas para los azulejos, junto con los vinilos y cubriendo las sillas con las telas  que habremos comprado también y habremos recortado previamente nuestra cocina se verá totalmente diferente y nueva.

Vuélvete “eco”

Si te gusta la jardinería ahora es el momento perfecto para que transformes tu terraza en un huerto urbano de profesional.

¿Nuestro consejo? Aprovecha las cajas  de madera que usan los fruteros y conviértelas en macetas. Con poner otra dentro o cubrirlas  con un plástico para que el agua no traspase bastará, te quedará un huerto de lo más vintage.

Como has podido comprobar en un par de sencillos pasos le podemos hacer la competencia a cualquier empresa de reformas baratas y además invertir nuestro  tiempo, no aburrirnos, y quién sabe quizás descubrir una nueva pasión. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.