Mantenimiento de calderas

 

Por qué es necesario el mantenimiento de una caldera

Realizar un debido mantenimiento de calderas puede aportar una serie de beneficios, ya que estos equipos de climatización suelen ser muy útiles para ofrecer una mejor calidad de vida y confort en el hogar.

En este artículo compartiremos contigo algunos de los beneficios que obtendrás al realizar el mantenimiento de una caldera para que no dudes en hacerlo de una forma periódica.

5 beneficios de realizar un adecuado mantenimiento de calderas

 

Pensar que el mantenimiento de calderas tan solo debe realizarse cuando estos equipos tengan algún daño o avería es un error común de los usuarios, ya que al menos una vez al año es necesario hacer un mantenimiento correctivo de estos equipos.

En este sentido, algunos beneficios de optar por un mantenimiento a calderas son los siguientes:

1.      Se incrementa la vida útil de la caldera

 

Las calderas que reciben un mantenimiento periódico tienen mayores posibilidades de conservarse en buen estado y tener un excelente rendimiento por mucho más tiempo. Además, mediante un adecuado mantenimiento de calderas, también se podrá evitar que estas lleguen a manifestar incrustaciones o corrosión.

2.      Ahorro energético

 

Usar una caldera que tenga un excelente mantenimiento, se transformará en un considerable ahorro de energía y gastos por el uso de estas máquinas, ya que van a poder producir agua caliente de un modo mucho más eficiente.

3.      Ahorro en costos de mantenimiento

 

No realizar un debido mantenimiento de calderas puede llegar a traer repercusiones en el presupuesto.

Si esta tiene una avería o daño que pudo haberse solucionado mediante un mantenimiento preventivo, se van a ocasionar más gastos para hacer recambios de piezas e incluso, pueden presentarse casos en los que hay que sustituir la caldera. Para solicitar un servicio de mantenimiento de calderas, puedes contratar los servicios de la empresa mh CONFORTA.

4.      Menos riesgos de que ocurran inconvenientes durante el uso de la caldera

 

El mantenimiento de calderas de calefacción es recomendable para evitar que pueda llegar a presentarse algún tipo de percance que pueda suponer una verdadera amenaza para la integridad de quienes se encuentren en el entorno en el que haya sido instalada esta máquina.

La caldera es un dispositivo que es generador de calor que se conduce en forma de vapor o agua, tratándose de una máquina que funciona por medio de presión, generando una expansión de vapor y agua en el interior repentina.

Si llega a presentar alguna clase de falla en el sistema, puede producirse un problema importante por causa de la falta de un adecuado mantenimiento, tal como el hecho de que el monóxido de carbono se propague de un modo silencioso en el hogar.

Por lo tanto, es importante que cada cierto tiempo esta sea revisada por técnicos de mantenimiento, quienes podrán constatar que en este equipo no se está generando una fuga de gas.

5.      Se contribuye con el cuidado del medioambiente

 

En la medida que se lleve a cabo un mantenimiento de calderas periódico, existirán menos riesgos de que estos equipos puedan contaminar al medioambiente con sus gases que son tóxicos y nocivos incluso para la salud de los seres humanos.

¿Cada cuánto tiempo hay que realizar un mantenimiento de calderas?

 

En el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) se establece que el mantenimiento de calderas debe realizarse de modo obligatorio cada dos años y en el caso de las de gasóleo, este tiene que ser anual para que pueda funcionar de una manera óptima.

 

Sin embargo, lo más recomendable es que sin importar el tipo de calderas que se tenga, estas labores de mantenimiento sean realizadas al menos una vez al año e incluso en menor tiempo según el estado en el que se encuentren estos equipos.

En definitiva, el mantenimiento de calderas debe hacerse regularmente, dejándolo en manos de profesionales expertos en este tipo de labores, quienes, a través de una revisión periódica de estos dispositivos, podrán usar los procedimientos y herramientas para un mantenimiento de calderas adecuado.

De este modo, podrán solucionarse los posibles fallos o averías que pueden llegar a ocasionar mayores inconvenientes en estas calderas si no son tratados a su debido tiempo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.