Omega-3 para enfermedad del hígado graso no alcohólico

Según un análisis llevado a cabo por investigadores del Fujian Medical University de China el consumo de omega-3 podría ayudar a reducir la grasa del hígado, la glucosa y resistencia a la insulina en pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés).

 

Los resultados de los ensayos clínicos que evaluaban los efectos terapéuticos de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (PUFAs) contra el NAFLD han sido consistentes hasta ahora, lo que ha llevado a los investigadores a realizar un meta-análisis de ensayos aleatorizados y controlados (RCTs) que evaluaban el impacto de los PUFAs sobre el NAFLD.

 

Buscaron bases de datos como PubMed, Cochrane Library, Springer Link y la revista Chinese Scientific and Technological Journal en busca de RCTs sobre la suplementación oral de PUFAs omega-3 en pacientes con NAFLD y seleccionaron 19 estudios que reunían 1.424 pacientes en total.

 

Ácidos grasos que combaten la grasa

 

Encontraron un beneficio significativo para los omega-3 en la grasa hepática, alanina aminotransferasa (ALT, una enzima que se encuentra principalmente en el hígado y los riñones), aspartato aminotransferasa (AST, una enzima que se encuentra mayormente en el hígado y el corazón), gamma-glutamil transferase (GGT, una enzima del hígado que se utiliza tradicionalmente para determinar la salud del hígado y el consumo de alcohol), triglicéridos, resistencia a la insulina y la glucosa.

 

Siete de estos estudios informaron que la suplementación con omega-3 dio como resultado una reducción de la grasa del hígado. El meta-análisis demostró que los participantes del grupo de tratamiento con los omega-3 tenían mayor probabilidad de experimentar esta mejora que los grupos de placebo.

 

Asimismo, ocho estudios demostraron que el consumo de omega-3 ayudó a mejorar la resistencia a la insulina y la glucosa.

 

Estos efectos podrían haber sido el resultado de la capacidad de los PUFAs omega-3 para reducir los niveles de triglicéridos, presión sanguínea y la glucosa.

 

Pruebas sólidas que aún necesitan apoyo adicional

 

El gran tamaño de la muestra permitió una evaluación más precisa sobre el vínculo entre los PUFAs omega-3 y NAFLD y la mayoría de los estudios revisados eran de gran calidad metodológica y tenían un bajo riesgo de sesgo en los dominios clave.

 

Los estudios también eran prospectivos y eliminaban la influencia de los sesgos de recuerdo y la mayoría de ellos tenían altas tasas de cumplimiento.

 

Los investigadores concluyeron: “Los resultados sugieren que la suplementación con PUFAs omega-3 puede mejorar la grasa del hígado, ALT, AST, GGT, los triglicéridos, la resistencia a la insulina y la glucosa en pacientes con NAFLD”.

 

“Así que la suplementación con PUFAs omega-3 podría mejorar los factores de riesgo metabólico y cardiovascular y sustituir los marcadores de progresión de la enfermedad hepática. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para confirmar si la suplementación con PUFAs omega-3 mejora el estado de resultados importantes como la mortalidad, progresión a cirrosis o las inflamaciones histológicas”.

 

“Además, es demasiado temprano para validar estos resultados sobre la grasa del hígado, ALT, AST, GGT y los triglicéridos teniendo en cuenta la heterogeneidad entre los estudios. Se necesitan más RCTs a gran escala y bien diseñados para confirmar los efectos de la suplementación con PUFAs omega-3 en estos parámetros”.

 

“También se necesitan estudios adicionales para confirmar los efectos que dependen de la dosis y evaluar la durabilidad y seguridad a largo plazo de la suplementación con PUFAs omega-3”.

 

Referencias

 

Yan JH, Guan BJ, Gao HY, Peng XE. Omega-3 polyunsaturated fatty acid supplementation and non-alcoholic fatty liver disease: A meta-analysis of randomized controlled trials. Medicine (Baltimore). 2018 Sep;97(37):e12271.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.