hamster

Animales exóticos y la llegada del verano, tips para que no lo pasen mal

Ya estamos en primavera y se nota cada vez más que el calor se va acercando para instalarse definitivamente en nuestros hogares. En nuestro país tenemos la enorme suerte de contar con un buen clima, pero cuando hace calor hay ocasiones en las que hace demasiado calor.

Si nosotros lo pasamos mal, nuestras mascotas pueden sufrir un verdadero infierno. Sobre todo aquellos animales exóticos que tenemos como mascota y que no están acostumbrados a las altas temperaturas.

Por lo tanto tenemos que estar pendientes y, tanto si nos vamos a quedar en casa o pretendemos viajar con nuestra mascota, hacer lo posible para reducir el estrés que supone para ellos pasar temporadas de calor y los traslados.

Por ello hemos  decidido hacer este post en el que te contamos sencillos trucos que podremos usar para que nuestro animal exótico no lo pase mal en verano.

Ojo con la temperatura corpórea

Al igual que la nuestra varía de 36 a 37 grados, cada animal tiene un rango de temperaturas que “soporta”. Además de que en cada  especie el mecanismo de termorregulación es diferente (nosotros sudamos, los perros sacan la lengua, etc).

Por ejemplo las aves y la mayoría de mamíferos son homeotermos, es decir, regulan ellos mismos su temperatura mientras que los  ectotermos dependen de la temperatura ambiente y la temperatura la regulan cambiando de lugar. Estas son especies de anfibios, reptiles o peces.

Pero además dentro de cada mamífero por ejemplo encontramos que las temperaturas ideales varían dependiendo del clima de dónde sea originaria la especie.

La temperatura ideal para una cobaya está entre 18 a 26ºC, la de una chinchilla entre 10 a 20ºC por ejemplo.

Por lo tanto cuando les situemos en nuestra casa deberán estar en una zona fresca pero que no tenga corrientes de aire (nada de ponerlos debajo del aire  acondicionado).

Si están en un terrario o jaula es recomendable que esta sea grande, para que puedan elegir en qué sitio se encuentran mejor.

¿Nuestro truco?

Para tener una “zona fresca” en la jaula podemos probar a ponerles una botella o bote con hielo, para que puedan ir a refrescarse cuando quieran.

Una alternativa a estas botellas caseras son los “coolers” o hieleras que encontraremos en cualquier supermercado y que se usan normalmente para transportar comida en viajes. Aunque siempre tomando precauciones de que no puedan morderlas, ya que el producto de su interior es tóxico.

Además de cambiarles el agua constantemente, podemos echar un par de hielos dentro y así la tendrán fresca una gran parte del tiempo.

¿Y las vacaciones?

Si tenemos pensado trasladarnos en verano con nuestros animales exóticos a una  segunda residencia o a un hotel en el que permitan llevar mascotas tendremos que valorar si merece la pena  el traslado.

Ya que simplemente con el mero viaje en coche pueden sobrepasar la  temperatura a la que están acostumbrados. No será lo mismo trasladar un terrario que disponga de ventiladores, que trasladar un conejo en una jaula con atascos y 40 grados en las carreteras.

En este caso podemos tirar del truco de las hieleras, colocando estas justo debajo del transportín para evitar que se intoxiquen y conseguir que estén refrigerados. ¿Por qué no recomendamos el aire acondicionado?

Porque las condiciones de dentro del transportin pueden ser muy diferentes a las del resto del coche y es una manera de asegurar no tener que abrir ventana (generar corrientes) ni congelarnos nosotros.

En caso de no poder llevarlos con nosotros tenemos dos opciones, dejarlos en nuestro domicilio con una persona de  confianza que conozca todos los cuidados que les tenemos que dar o encontrar alguna clínica especializada en animales exóticos que se  haga cargo de ellos  durante una temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.